Ya en su tercera generación, Mantas Ezcaray es uno de los pocos ejemplos de firmas artesanas españolas que, apostando por un producto de la máxima calidad –sus mantas, bufandas y echarpes de lana merino extrafina de 17 micras, lana cachemir y mohair–, ha conseguido vender en el extranjero con marca propia; Neiman Marcus (Estados Unidos), (Isetan) Japón), Le Bon Marché (Francia) o The Conran Shop (Reino Unido) son algunos de sus puntos de venta. En paralelo ha consolidado su colaboración con firmas de prestigio internacional como Carolina Herrera y Loewe.

Los procesos minerales que se producen en el fondo de la montaña riojana explican en parte la excelencia del producto: el agua del río Oja, con su PH casi neutro, desgrasa la lana sin casi necesidad de tratarla. Con la acción de varas de fresno y avellano en una bañera a 55 grados se consigue que los colores se fijen a los hilos con limpieza y luminosidad. Tras un rápido contraste en agua fría, se secan con aire caliente para luego recuperar humedad en un cuarto oscuro durante 24 horas.

El telar acaba por darles consistencia, en una máquina reconvertida a manual para que se puedan tejer menos tensos. Por último, se entresaca el pelo con un rodillo con púas de cardos silvestres y se cepilla a mano en el sentido del pelo.

Paseo de los Molinos 18. 26280. Ezcaray. La Rioja.

info@mantasezcaray.com

+34 941 35 40 34

Fundado en 1930

Ya en su tercera generación, Mantas Ezcaray es uno de los pocos ejemplos de firmas artesanas españolas que, apostando por un producto de la máxima calidad –sus mantas, bufandas y echarpes de lana merino extrafina de 17 micras, lana cachemir y mohair–, ha conseguido vender en el extranjero con marca propia; Neiman Marcus (Estados Unidos), (Isetan) Japón), Le Bon Marché (Francia) o The Conran Shop (Reino Unido) son algunos de sus puntos de venta. En paralelo ha consolidado su colaboración con firmas de prestigio internacional como Carolina Herrera y Loewe.

Los procesos minerales que se producen en el fondo de la montaña riojana explican en parte la excelencia del producto: el agua del río Oja, con su PH casi neutro, desgrasa la lana sin casi necesidad de tratarla. Con la acción de varas de fresno y avellano en una bañera a 55 grados se consigue que los colores se fijen a los hilos con limpieza y luminosidad. Tras un rápido contraste en agua fría, se secan con aire caliente para luego recuperar humedad en un cuarto oscuro durante 24 horas.

El telar acaba por darles consistencia, en una máquina reconvertida a manual para que se puedan tejer menos tensos. Por último, se entresaca el pelo con un rodillo con púas de cardos silvestres y se cepilla a mano en el sentido del pelo.

Paseo de los Molinos 18. 26280. Ezcaray. La Rioja.

info@mantasezcaray.com

+34 941 35 40 34

Otros artesanos