Daniel Gil de Avalle crece en una familia numerosa. Su hermana mayor, soprano, y su cuñado, director de orquesta, ejercen una gran influencia en su amor por la música. Comenzó estudiando piano en el Centro Artístico y Literario con Maruja Valdivia y violín en el Conservatorio de Granada, y, después en el Conservatorio de Madrid, donde entró en contacto con la luthería. Realizó los cursos de luthería organizados por la Universidad de Granada y el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. En los años 80 comenzó a trabajar como reparador-restaurador de instrumentos de cuerda frotada y a construir guitarras en un taller granadino.

Hoy es un reconocido luthier de guitarras que colabora en proyectos nacionales e internacionales sobre tradición, investigación y evolución de su técnica de construcción. Fue ganador del Premio Nacional de Artesanía en 2016 y finalista en la categoría “Mejor Producto” en 2011.

El proceso de construcción de las guitarras españolas artesanales profesionales y concierto se inicia con la selección de madera de alta calidad procedentes de distintas partes del mundo: palosanto, ciprés, abeto, cedro, ébano, arce, etc. La madera se seca de forma natural entre 10 y 30 años según el modelo de la guitarra, para garantizar su máximo esplendor armónico. Durante el proceso de construcción se emplean colas naturales para aportar al instrumento el cerramiento y la tensión necesaria.

 

Pza. del Realejo, 15. 18009. Granada.

info@gildeavalle.com

958 221 610

Fundado en 1981

Daniel Gil de Avalle crece en una familia numerosa. Su hermana mayor, soprano, y su cuñado, director de orquesta, ejercen una gran influencia en su amor por la música. Comenzó estudiando piano en el Centro Artístico y Literario con Maruja Valdivia y violín en el Conservatorio de Granada, y, después en el Conservatorio de Madrid, donde entró en contacto con la luthería. Realizó los cursos de luthería organizados por la Universidad de Granada y el Festival Internacional de Música y Danza de Granada. En los años 80 comenzó a trabajar como reparador-restaurador de instrumentos de cuerda frotada y a construir guitarras en un taller granadino.

Hoy es un reconocido luthier de guitarras que colabora en proyectos nacionales e internacionales sobre tradición, investigación y evolución de su técnica de construcción. Fue ganador del Premio Nacional de Artesanía en 2016 y finalista en la categoría “Mejor Producto” en 2011.

El proceso de construcción de las guitarras españolas artesanales profesionales y concierto se inicia con la selección de madera de alta calidad procedentes de distintas partes del mundo: palosanto, ciprés, abeto, cedro, ébano, arce, etc. La madera se seca de forma natural entre 10 y 30 años según el modelo de la guitarra, para garantizar su máximo esplendor armónico. Durante el proceso de construcción se emplean colas naturales para aportar al instrumento el cerramiento y la tensión necesaria.

 

Pza. del Realejo, 15. 18009. Granada.

info@gildeavalle.com

958 221 610

Otros artesanos