La saga de los Quintana lleva más de tres siglos, generación tras generación, dedicados a la fundición de campanas, desde 1939 en un lugar establecido, pero de manera itinerante desde el siglo XVI. Originaria como casi todas las sagas de fundidores de la Trasmiera montañesa, se tienen noticias documentales de ella al menos desde el segundo cuarto del siglo XVII. El primero de los nombres que consta es el de Clemente de Quintana e Isla “maestro de hacer campanas”, cuya actividad estaría comprendida entre las décadas de los treinta y sesenta de ese siglo.

De 1637 consta la primera campana documentada de este maestro, la cual (de 16 quintales), cuando es izada hasta lo más alto del campanario de la iglesia de Lerga (Navarra), cae hasta el suelo matando a un eclesiástico. Hasta un total de 60 campanas en las que figura el apellido Quintana se han catalogado en Tierra de Campos. La más antigua está fechada en 1834, y se halla en el campanario de la iglesia parroquial de Frechilla.

En 1918 Domingo Quintana fundía campanas, aún de forma itinerante, por localidades situadas entre Palencia y León; en los primeros años treinta instala su primer taller, ahora con carácter “semiestante”, en Villota del Páramo y, tras la Guerra Civil, en Melgar de Fernamental; pocos años después el propio Domingo se establece en Alcalá de Henares, mientras que su hijo Manuel vuelve a Villota del Páramo primero, para más adelante, y ya de forma definitiva, asentarse en Saldaña (Palencia) donde la saga continúa con su hijo Manuel Quintana.

Polígono Industrial, Parcelas 32-33-34. 34100. Saldaña. Palencia.

quintana@campanasquintana.es

+34 979892506

Fundado en 1637

La saga de los Quintana lleva más de tres siglos, generación tras generación, dedicados a la fundición de campanas, desde 1939 en un lugar establecido, pero de manera itinerante desde el siglo XVI. Originaria como casi todas las sagas de fundidores de la Trasmiera montañesa, se tienen noticias documentales de ella al menos desde el segundo cuarto del siglo XVII. El primero de los nombres que consta es el de Clemente de Quintana e Isla “maestro de hacer campanas”, cuya actividad estaría comprendida entre las décadas de los treinta y sesenta de ese siglo.

De 1637 consta la primera campana documentada de este maestro, la cual (de 16 quintales), cuando es izada hasta lo más alto del campanario de la iglesia de Lerga (Navarra), cae hasta el suelo matando a un eclesiástico. Hasta un total de 60 campanas en las que figura el apellido Quintana se han catalogado en Tierra de Campos. La más antigua está fechada en 1834, y se halla en el campanario de la iglesia parroquial de Frechilla.

En 1918 Domingo Quintana fundía campanas, aún de forma itinerante, por localidades situadas entre Palencia y León; en los primeros años treinta instala su primer taller, ahora con carácter “semiestante”, en Villota del Páramo y, tras la Guerra Civil, en Melgar de Fernamental; pocos años después el propio Domingo se establece en Alcalá de Henares, mientras que su hijo Manuel vuelve a Villota del Páramo primero, para más adelante, y ya de forma definitiva, asentarse en Saldaña (Palencia) donde la saga continúa con su hijo Manuel Quintana.

Polígono Industrial, Parcelas 32-33-34. 34100. Saldaña. Palencia.

quintana@campanasquintana.es

+34 979892506

Otros artesanos